ITRT demuestra por primera vez en el mundo que se puede regenerar tendón con células madre mesenquimales cultivadas

Los datos del ensayo clínico realizado por ITRT, acaban de ser publicados en la prestigiosa revista American Journal of Sports Medicine y demuestran que se puede regenerar el tendón rotuliano, algo que se consideraba imposible.

Se trata de uno de los avances más destacados de la Medicina Regenerativa de las últimas décadas. El tratamiento es efectivo, incluso en caso de rotura crónica, lo que beneficiará especialmente a los deportistas y a los Seniors.

ITRT es pionero mundial en la regeneración con células madre mesenquimales cultivadas (CMMC) de tejidos como cartílago (artrosis), tendón, hueso (fracturas no consolidadas), o disco vertebral.

Las lesiones de tendón son muy frecuentes entre la población en general, las más temidas por parte de los deportistas y una pesadilla para todos los especialistas implicados en su tratamiento, pero esta situación podría llegar a su fin. El Instituto de Terapia Regenerativa Tisular (ITRT), ha demostrado en un ensayo clínico que las células madre mesenquimales cultivadas (CMMC), obtenidas de médula ósea del propio paciente, tienen capacidad para regenerar este tejido, siempre complejo.

Los resultados a los 6 meses del ensayo, que ha sido realizado por los Dres. Robert Soler, Lluís Orozco y Gil Rodas, muestran un grado de regeneración sin precedentes en el 100% de los pacientes, con disminución del dolor y una reincorporación a la práctica deportiva a los 2 meses. Estos resultados acaban de ser publicados por la prestigiosa revista American Journal Sports Medicine (AJSM) en su número de mayo.

El ensayo, controlado, randomizado y evaluado a doble ciego, ha sido desarrollado por ITRT, sobre un total de 20 pacientes de entre 18 y 48 años, practicantes de deporte de manera habitual, con una lesión crónica en el tendón rotuliano superior a los 3 cms y que no habían respondido a los tratamientos conservadores habituales.

 

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) no regenera


El primer grupo de 10 pacientes se trató con células madre mesenquimales obtenidas de la médula ósea de los propios sujetos, que fueron cultivadas en laboratorio hasta alcanzar 20 millones de unidades. Estas células fueron inyectadas en el lugar de la lesión bajo control ecográfico.

Por su parte, el segundo grupo se trató con una solución de PRP (Plasma Rico en Plaquetas), es decir, se obtuvo sangre periférica que fue centrifugada y aplicada siguiendo el mismo procedimiento. Ambos grupos siguieron tratamiento ambulatorio, sin ingreso hospitalario, y los resultados fueron medidos a nivel clínico con las escalas EVA y VISA-P y a nivel de imagen por ecografías, UTC y Resonancia Magnética 3 Tesla (alta resolución).

A los 6 meses, el grupo tratado con células madre mesenquimales cultivadas mostró por primera vez la restauración de la estructura del tendón hasta recuperar un 40% de la lesión en el 100% de los pacientes, mientras que el grupo tratado con PRP no mostró ni evolución ni regeneración, incluso superado el periodo de 6 meses.

Ambos grupos realizaron el mismo protocolo de recuperación tras el tratamiento y mostraron el mismo perfil de seguridad, sin efectos adversos reportados. La reducción del dolor y de la inflamación en las escalas VAS y Visa-P fue similar en ambos grupos.

Las CMMC abren la puerta a una nueva medicina


Ya en los resultados a 6 meses, el tratamiento con células madre mesenquimales cultivadas se presenta como una nueva opción terapéutica llamada a cambiar el mal pronóstico de las lesiones de tendón no sólo por eliminar el dolor, sino por su potencial para regenerar el tejido y por permitir la reincorporación a la práctica deportiva a corto plazo.

Esta nueva terapia está llamada a convertirse en un tratamiento clave y supone uno de los mayores avances en la Medicina Deportiva y la Traumatología de las últimas décadas, lo que ha llevado a que la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), autorice a ITRT a tratar por el mismo procedimiento otros tendones del cuerpo humano.

El tendón rotuliano o patelar, es uno de los más potentes del cuerpo humano y un elemento clave para caminar, correr o saltar, con lo que las lesiones de este tejido es habitual encontrarlas en la población en general y, sobre todo en los deportistas de élite.

Sobre ITRT


ITRT es pionero a nivel mundial en la investigación y tratamiento con células madre mesenquimales cultivadas (CMMC) para tratar lesiones consideradas incurables de tendón, cartílago, hueso o discopatías. Los numerosos estudios clínicos realizados desde 2003, han mostrado resultados sin precedentes que prueban que es posible regenerar tejidos que hasta el momento se consideraban inviables.

ITRT impulsa un concepto nuevo de Medicina Regenerativa y se convierte en el centro acreditado para tratar lesiones de tendón con células madre mesenquimales cultivadas, con las que ha recuperado, entre otros, algunos de los deportistas de élite más destacados a nivel mundial.