ITRT demuestra por primera vez en el mundo que se puede regenerar tendón con células madre mesenquimales cultivadas