Medicina Regenerativa

Liderando la Medicina Regenerativa con células madre mesenquimales cultivadas.

ITRT es el único centro que ha demostrado en ensayos clínicos que regenera tejidos como cartílago, tendón, hueso, glándulas o disco vertebral.

A lo largo de los últimos 20 años, nuestras investigaciones han aportado evidencia científica mundial para demostrar que la mayor parte de los tejidos posen la capacidad de regenerarse gracias a la presencia de células madre mesenquimales cultivadas.

Es el fundamento de lo que ahora se ha dado en llamar Medicina Regenerativa y constituye uno de los pilares esenciales de la medicina de futuro.

La Medicina Regenerativa que proponemos tiene por objetivo regenerar los tejidos dañados o lesionados, utilizando mecanismos similares a los que de forma natural usa el organismo.

Los diferentes tratamientos de Medicina Regenerativa

Los tratamientos con células madre se pueden dividir en 2 tipos, aquellos que utilizan células madre cultivadas y aquellos que se realizan en la misma sesión y que, por tanto, no activan, ni cultivan ni expanden las células. 

Mientras que los tratamientos con Células Madre Cultivadas necesitan de algunas semanas para activarlas y multiplicarlas hasta conseguir millones de unidades; en el caso del resto de tratamientos, la aplicación dura apenas unos 90 minutos y el producto contiene una cantidad muy inferior de células madre.

TRATAMIENTOS CON CELULAS MADRE CULTIVADAS

La Regeneración de tejido solo se puede conseguir si se logra alcanzar un volumen determinado de células madre y la única manera de lograrlo es enviar las células obtenidas al laboratorio y multiplicarlas hasta alcanzar millones de unidades.

Los ensayos clínicos realizados han demostrado que se trata de una terapia permanente, los tejidos se regeneran desde el primer momento y continúan regenerándose en años sucesivos de manera totalmente natural.

Esta terapia, a diferencia de lo que sucede con otros tratamientos, es la única que cuenta con la aprobación de la Agencia Española del Medicamento (AEMPS), que aprueba cada uno de los casos.

TRATAMIENTOS CON CELULAS MADRE NO CULTIVADAS

Estos tratamientos se llevan a cabo en la misma sesión, al paciente se le extrae sangre o tejido adiposo, que es centrifugado y reimplantado en la misma sesión. 

Estas terapias tienen un poder analgésico y antiinflamatorio, pero no es permanente, ya que el volumen de células madre se limita al que se obtiene del propio paciente y es muy inferior.

Además, la extracción de grasa abdominal conlleva muchas molestias para el paciente ya que genera hematomas de gran tamaño y dolor durante 3 semanas hasta el punto de tener que estar de baja.

PLASMA RICO EN PLAQUETAS (PRP)

Contrariamente a lo que se cree, el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) no es un tratamiento con células madre, sino un producto biológico que se obtiene a partir de la sangre del propio paciente.

A esta sangre se le realiza un centrifugado que concentra las plaquetas y permite seleccionarlas fácilmente. Ambos procesos se llevan a cabo en la misma sesión.

El PRP contiene factores de crecimiento y otras proteínas que actúan como moduladores de la inflamación y del dolor, pero los ensayos clínicos han demostrado que no regenera.

FRACCIÓN VASCULO ESTROMAL (FVS)

Consiste en la extracción de tejido adiposo del paciente, normalmente de la zona abdominal, que es centrifugado y filtrado en la misma sesión y, posteriormente implantado en el paciente.

Está formada por diferentes células, entre ellas células madre. Favorece la circulación y la cicatrización, gracias a la presencia y a la disposición de los vasos sanguíneos y linfáticos en los diferentes tejidos y órganos.

Sin embargo, no se puede llamar terapia de células madre a la FVS, los estudios han confirmado que la cantidad de células madre que incluye se sitúa entre el 1% y el 8%, mientras que el 92% restante son linfocitos y otras células.

       TRATAMIENTO COMPLETAMENTE SEGURO

En ITRT somos los creadores de estas nuevas evidencias para la regeneración de tejidos, cartílago, tendón, hueso o disco a nivel mundial. Nuestras terapias cumplen con todas las exigencias regulatorias y de calidad establecidas por las autoridades sanitarias competentes a nivel internacional y, de hecho, somos el centro acreditado para poder llevar a cabo estos tratamientos por parte de la AEMPS.

Resuelve tus dudas sobre Medicina Regenerativa

Se trata de un conjunto de células que dan origen a otros tejidos y que recientemente, gracias a los ensayos clínicos que ha desarrollado ITRT se ha demostrado que tienen la capacidad de regenerar tejidos dañados por traumatismos, envejecimiento o desgaste.

Las fuentes de obtención de células madre mesenquimales es variado, se pueden obtener de médula ósea (hueso de cresta ilíaca), tejido adiposo (fracción vascular estromal) o la sangre. En ITRT preferimos obtenerla de médula ósea porque la práctica clínica y los estudios nos han demostrado que muestran un mayor grado de activación, mientras que las otras se suelen encontrar en un cierto estado de letargo.

El número de células madre que se obtienen del tejido adiposo, en la técnica que se llama de Fractura Vasculo Estromal (FVS) es muy reducido y muestra la misma viabilidad celular que en otros tratamientos, esta es una afirmación falsa que es habitual encontrar. 

Los tratamientos se pueden dividir básicamente en dos tipos: aquellos que se realizan en la misma sesión y que tienen un efecto temporal y aquellos que requieren de un cultivo en laboratorio y que muestran una actividad permanente. El cultivo multiplica el número de células hasta alcanzar una cifra suficiente que permite una regeneración natural de los tejidos del organismo.

Las células madre son escasas y difíciles de extraer del organismo, con el cultivo lo que se consigue es multiplicar el número de células madre hasta superar incluso los 250 millones de unidades. Este cultivo se realiza en un laboratorio externo durante algunos días, para ser infundidas en una segunda intervención algunas semanas después. En ITRT hemos implantado desde 20 hasta 160 millones de células madre en una sola intervención. 

El tratamiento conlleva dos intervenciones, una para extraer las células madre y una segunda para implantarlas en la lesión. Ambas intervenciones se realizan en quirófano por especialistas y en diferentes días, para dar tiempo a multiplicar las células hasta alcanzar un número que regenere los tejidos de manera natural.

No obstante, las últimas evidencias han demostrado que el uso de células madre cultivadas alogénicas (o procedentes de otros pacientes) son igual de efectivas y no generan ningún tipo de rechazo. El hecho de pasar por un cultivo hace aptas que sean aptas para ser implantadas en otros pacientes y muestren la misma efectividad.

Hola, pide una cita con nosotros